Helados artesanos

Lunes, 25 de Octubre de 2021

Los helados son uno de los alimentos más tradicionales en lo que se refiere a repostería. Sus orígenes, tal y como los conocemos actualmente, se remontan a la Edad Moderna, cuando se comenzaron a elaborar los primeros helados artesanos con leche en lugar de con nieve.

Pero su popularización a nivel masivo llegó más tarde, hace unos cien años, y, desde entonces, los helados artesanales han pasado de ser los únicos que se hacían a los más apreciados, debido principalmente a la proliferación de los helados industriales y a las diferencias que existen entre ambos tipos de helados.

¿Qué se considera un helado artesano o artesanal?

Es difícil establecer una definición clara de helado artesano, ya que hay mucha confusión en los etiquetados y nomenclaturas de estos productos, sobre todo en los puntos de venta al consumidor final. En este punto, hay muchos helados que se fabrican de forma industrial y que, mediante distintas artimañas, aplican el término de artesano o artesanal sin realmente serlo.

Para tratar de definir de un modo teórico y legal lo que es un helado artesanal, lo mejor es acudir a las fuentes legales pertinentes. En este sentido, el Real Decreto 618/1998, de 17 de abril, dictamina que un heladero artesanal es aquella persona natural o jurídica que dedique su actividad a la elaboración de helado, mediante un proceso en el que la intervención personal constituye el factor predominante, obteniéndose un resultado final individualizado, que no se acomoda a la producción industrial mecanizada o en grandes series.

Helados artesanos vs helados industriales

Teniendo en cuenta lo anterior, también hay que definir al helado industrial como un producto diferente, que se suele fabricar en cantidades mucho más grandes, en plantas mecanizadas y, preferentemente, con ingredientes procesados y aditivos.

Por todo esto, se puede entender que los helados artesanos tengan un mayor prestigio, ya que su elaboración está más cuidada, las materias primas que se utilizan en sus recetas son de calidad más alta y, en consecuencia, el resultado final ofrece un helado de mayor valor nutritivo y con mejor sabor y textura.

¿Puede el helado ser un postre gourmet?

Esta es una pregunta que surge muchas veces, sobre todo cuando se trata de ofrecer un menú de calidad o de un catering de prestigio. La respuesta es que sí, siempre que el helado responda a unos estándares exigentes y encuadrados en lo que se conoce como helados artesanos.

Además de la calidad de la materias primas de los helados, influirá la cantidad y el equilibrio de azúcar, leche, crema, yogur y demás ingredientes con los que se elabore. Y también, a la hora de servir el helado como un postre gourmet, en establecimientos de hostelería, hay que tener en cuenta la presentación y el acompañamiento, siempre mesurado para no restar protagonismo, pero incluyendo elementos como nata, frutos secos o frutas como fresas, mango etc., que sean siempre de la misma calidad que exigimos al helado.

Nuestros helados artesanos favoritos de Casa Eceiza

Los helados artesanos son siempre un producto delicioso, pero si tenemos que destacar unos, vamos a hacerlo con los mejores sabores de los helados de Casa Eceiza, que van más allá de los gustos estándares y buscan una versión más excelsa de los helados tradicionales.

Helado de tarta de chocolate con almendras caramelizadas

El chocolate es uno de los sabores más apreciados de los helados artesanales, pero este lleva un punto más allá la presentación de un helado de este estilo, no solo por los auténticos matices de la propia tarta, sino por el acompañamiento tan acertado de las almendras caramelizadas, que resultan perfectas en sabor y en textura.

Helado de cheesecake con fresas

Los helados de tarta de queso son de los más exitosos en los últimos años y en esta colección no podía faltar uno con un toque especial, como es la propuesta artesanal de Casa Eceiza. Además de la receta especial de la tarta de queso, el toque extra de las fresas es lo que marca la diferencia con otros helados de este sabor.

Helado de mango y cereza negra

Esta es una de las propuestas más originales de Casa Eceiza y de las que realzan su valor como fabricantes de helado artesanal. El contraste que proporcionan estas dos frutas es especialmente atractivo en el paladar y al no ser una receta muy habitual la convierte en más atractiva para los amantes de los buenos helados.